Ficha de teoría: Instrumentos Midi

INSTRUMENTOS MIDI

1. Controladores (emisores)

Un controlador es cualquier instrumento que pueda generar mensajes Midi para el gobierno de otros. El nombre específico de teclado controlador lo reciben aquellos teclados especializados en dirigir un sistema Midi, actuando como teclados maestros. Por lo general, no producen sonidos debido a que están especializados en controlar otros tipos de dispositivos. Cada vez que se pulsa una tecla (una cuerda de una guitarra Midi o un pad de percusión) o se modifica un parámetro del controlador, se generan mensajes Midi. A través del conector Out del controlador se envía hacia el aparato receptor, que puede ser un ordenador, un generador de sonidos, una caja de ritmos o cualquier otro elemento. Se podrían considerar controladores instrumentos tan dispares como una pedalera Midi, un controlador de luces, etc.

2. Productores de sonidos (receptores)

Un sintetizador es un aparato que crea o imita algo artificialmente. El concepto actual de sintetizador se suele usar como sinónimo de instrumento musical electrónico, capaz de generar sonidos que posteriormente se pueden manipular, almacenar, reproducir por medio de un teclado u otro tipo de controlador.

Los sintetizadores modernos difieren mucho de los que aparecieron inicialmente, éstos utilizaban una forma de síntesis denominada “analógica”. Consistía básicamente en la producción de un sonido por medio de tres dispositivos:

1) Oscilador Controlado por Tensión (VCO). Producía el tono deseado.

2) Filtro Controlado por Tensión (VCF). Definía el timbre.

3) Amplitud Controlada por Tensión (VCA). Para modificar la intensidad y crear curvas de envolventes.

Con estos tres dispositivos podían modificarse electrónicamente los tres parametros fundamentales del sonido: Tono, timbre e intensidad. Frecuentemente también utilizaban un LFO u oscilador de baja frecuencia, para introducir en el sonido efectos de vibrato. El sintetizador llevaba incorporado un teclado para poder usarse más cómodamente desde un punto de vista musical. Los sonidos no se podían mantener en una memoria, pues no la llevaba incorporada, esto suponía que cada “sesión” en la que quisiéramos utilizarlos había que programarlos de nuevo. La afinación del instrumento no era estable, pues dependía de las condiciones ambientales. Algunos sintetizadores modernos han muestreado sonidos de antiguos instrumentos analógicos incorporándolos en sus presets o bancos de sonidos.

Los sintetizadores actuales son en realidad ordenadores especializados en la producción de sonidos. Para poder utilizarlos como instrumentos musicales llevan generalmente incorporado un teclado de cinco octavas. Por supuesto el funcionamiento de un sintetizador poco tiene que ver con el de otro instrumento de teclado. En el piano al pulsar la tecla hacemos que el macillo golpee sobre la cuerda y la haga vibrar, produciendo ésta un desplazamiento del aire que producirá en nuestro cerebro, a través del oido la sensación de un tono. El hecho de pulsar la tecla en un sintetizador es, como accionar un interruptor de luz. Dependiendo de la función que tengamos asignada podemos: activar un sonido, disparar un secuenciador, introducir una nota en un editor de partituras e incluso activar un foco dentro de un sistema de iluminación etc.

Un módulo es un sintetizador sin teclado. Es decir, un productor de sonidos que no lleva incorporado un teclado. Existen a la vez teclados que no llevan incorporados módulos de sonidos, también se denominan controladores.

Existen muy diferentes tipos de síntesis: Analógica, LA, FM, AI, Tablas de formas de onda, etc. Cada casa fabricante de sintetizadores utiliza un tipo determinado de producción de sonido, o varios.

Los Samplers o Muestreadores son instrumentos musicales que tienen la capacidad de grabar, almacenar, manipular y posteriormente reproducir sonidos. La diferencia con un sintetizador es que éste no es capaz de grabar sonidos. Exclusivamente los manipula y reproduce.

Actualmente existen un tipo de aparatos que son intermedios entre sintetizadores y muestreadores. Se han venido a llamar “ROM sampler player” (reproductores de muestras ROM). No son capaces de grabar sonidos, pero la fuente de sonidos que utilizan son grabaciones almacenadas en memoria ROM.

3. Secuenciadores (Grabadores)

Un secuenciador [1] es un mecanismo que graba, almacena, manipula y reproduce datos MIDI. Los datos MIDI no son sonidos, sino instrucciones codificadas que gobiernan a los aparatos productores de sonido.

Se pueden presentar de dos formas distintas: En hardware, es decir como dispositivo físico; y en software, es decir como una aplicación dentro de un ordenador. Ambos modos ofrecen ventajas e inconvenientes.

Al recibir la información del controlador, el secuenciador la almacena en una memoria en el oreden en que ha sido recibida. Mientras están en la memoria, los mensajes Midi se pueden editar de muy diferentes maneras. Posteriormente se envían al generador de sonido en el mismo orden en que han sido recibidos, con las modificaciones que creamos convenientes (transporte, cambio de velocidad, etc.). El secuenciador posee un sistema de transporte en apariencia similar al de un magnetófono (play - record - rewind - forward) y un sistema de pistas que también emula el de los magnetófonos multipistas.

Los secuenciadores físicos son más robustos, por lo tanto son más adecuados para las actuaciones en directo. Sin embargo, el uso y aprendizaje de éstos es más complicado, pues frecuentemente la pequeña pantalla que poseen no nos es suficiente para visualizar la información correctamente.

Los secuenciadores en softwar e son mucho más fáciles de utilizar. Frecuentemente son actualizados e implementados con nuevas funciones, sin encarecer su precio. La forma de visualización en diferentes pantallas ofrece un entorno más amigable. El inconveniente principal es que a la hora de reproducir las secuencias en directo, son menos fiables y robustos.

En el modo de funcionamiento de los secuenciadores, se ha intentado imitar el de los magnetófonos. Distinguiendo, por supuesto, que éstos útimos graban información de audio y los secuenciadores, como hemos dicho en un principio, graban información digital de mensajes MIDI. De esta manera encontramos que poseen los comandos típicos: Stop, Play, Reward, Forward y Rec. A su vez contienen también pistas. El funcionamiento de estas pistas es similar a las de un magnetófono, aunque su fundamento o base es totalmente diferente; mientras que en el magnetófono es un espacio físico en el cual grabamos la señal analógica, en el secuenciador es una parte de la información digital. Es decir, virtualmente no existen pistas, sino que son una serie de datos que implementamos a cada interpretación. Cada pista podemos ajustarla a un canal MIDI y orientar su información hacia las voces de un sintetizador multitímbrico.

Mientras que en magnetófono no podemos sino borrar la pista o copiarla en otro lugar, los secuenciadores ofrecen muchas otras ventajas: Al contener exclusivamente información digital, podemos seleccionar diferentes sonidos para una ejecución determinada sin tener que modificarla. La velocidad de reproducción puede ser alterada sin que esto afecte a la afinación. Tenemos funciones como la cuantización, que consiste en poder ajustar nota por nota la interpretación de una melodía a un valor predeterminado. Se pueden añadir, eliminar, cambiar el valor de la afinación, duración, etc de cada evento (nota). La capacidad de edición nos llevaría mucho tiempo, esperamos que con lo expuesto hasta ahora adquiramos unas nociones de su potencial.

Además de en software y en dispositivos individuales, también pueden encontrarse dentro de una workstation [2] . Estas unidades aparecieron en el mercado para poder tener dentro de un mismo aparato todos los elementos necesarios para realizar música.

El secuenciador dispone de un reloj interno que genera pulsos sobre los que se sitúa cada evento en el tiempo, a mayor resolución del reloj mayor precisión rítmica. Cuando se quiere registrar una ejecución, el interface debe anotar el momento en el que se generan los eventos musicales. Esto significa que es necesario proporcionar al secuenciador de un reloj al que hará referencia para poder respetar el tiempo de ejecución.

Existen otros tipos de aparatos denominados reproductores de SMFs que se utilizan para la ejecución en directo. No tienen capacidad de grabación ni de edición, simplemente reproducen las secuencias grabadas en un secuenciador. Son útiles para no tener que desplazar un gran equipo en directo.

4. Otros instrumentos con funciones Midi

Procesadores multiefectos. controladores de luces, magnetófonos multipistas etc. Existen en el mercado instrumentos que poseen conectores Midi y que hemos incluido en un grupo aparte. El Midi no sólo es válido para controlar instrumentos puramente musicales. Herramientas del estudio como pudieran ser procesadores multiefectos o grabadores multipistas, también poseen una implementación Midi. Fundamentalmente están orientados al gobierno por parte de un ordenador, por ejemplo: la activación de la sección de arrastre; la automatización de los parámetros de una reverb, etc.

Workstations

Las workstations (estaciones de trabajo) son instrumentos Midi que integran todos los elementos necesarios para poder grabar música. Constan de un secuenciador, un teclado y un sintetizador. Además, algunas poseen unidades multiefectos y unidad de disco para almacenar sonidos y secuencias. Son instrumentos muy útiles en la reproducción de música en el escenario, sin embargo, a la hora de realizar secuencias, ediciones con el sintetizador o cualquier otra función son más complejas, debido a su propia forma física (display pequeño, muchas funciones y pocos botones, etc.).


[1] Carter Scholtz: “Un secuenciador MIDI no es más que un editor de listas de notas y un artilugio para hacer que éstas se interpreten.” (M&T - nº26 - Pág.32)

[2] Estación de trabajo, compuesta por sintetizador multitímbrico, teclado y secuenciador.

Última modificación: sábado, 15 de septiembre de 2018, 20:44